24 Jun

FUENTE: EL CONFIDENCIAL

La celulosa es capaz de sustituir las fibras sintéticas, producidas a partir de petróleo, lo que la convierte en un material de futuro en la llamada nueva bioeconomía

La crisis sanitaria causada por el coronavirus, con las graves consecuencias que ha tenido en la población mundial, está generando otra emergencia aún de proporciones desconocidas: la crisis económica y social. A ello se suma otro reto global que ya existía antes de la pandemia, la lucha contra el calentamiento global. Y ambos desafíos —la crisis económica y la lucha contra el cambio climático— pueden dar como resultado cambios en la forma de generar riqueza en la sociedad si se apuesta por una economía sostenible, por un modelo económico basado en la eficiencia y el cuidado del medio ambiente.
Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de análisis y ofrecer un mejor servicio. Al pulsar el botón aceptar nos da su consentimiento a nuestra política de cookies. Al pulsar el botón rechazar, solo se almacenan las cookies necesarias para el funcionamiento de la página.    Ver Política de cookies
Privacidad